Carta al Padre-mi sanador

CARTA AL PADRE
Dios es mi sanador en todas las áreas.
love-of-god-tree-heart
Amado Dios y Padre celestial,
Mi Dios fuerte, mi eterno Jehová.
Meditando en tu palabra,
me deleito a lo sumo
y mi corazón te canta,
te danza en un murmullo suave
que encontré en TU PALABRA.
La enviaste y me sanaste, y me libraste de la ruina.
Por eso Padre,
no me avergüenzo del evangelio
Porque es Tu Poder.
Gracias porque TU has salvado mi alma.
Inclino mis oídos a tus razones,
Deleito mis ojos en tu Palabra
Guardadas están en mi corazón
Y medito en ti, en tu gran amor,
Y vida me das! Tu eres mi medicina.
Simplemente acepto lo TU me das…
El servirte a TI me hace feliz
Tu bendices mi pan y mis aguas
Y me das bienestar y sanidad en mi casa.
Solo tú me das vida para vivir,
sana, bien, feliz, completando el número de mis días.
Declarando sin duda alguna
que tu existencia es más real que yo misma
Mas real que el aire que respiro
Tu eres el que me mantiene de pie
el que día a día me llena de regalos nuevos
y buenos.
Confío en TI amado Padre
Porque tú no eres hombre para que mientas
ni hijo de hombre para que te arrepientas.
Tu palabra es firme y confiable,
Más que la de los hombres

Tu dice… lo haré y lo haces…
Tu ejecutas tu Palabra…
Te amo mi Dios y Padre
Jehová!
Para siempre permanece tu palabra en los cielos
Eres mi Dios eterno.
Te amo… Padre Dios.
Glorioso, Majestuoso, Digno de adoración
emanante de un corazón agradecido.
Tu eres Jehová mi sanador!
Tu eres Jehová mi proveedor y nada me falta.
Bendecida soy en mi casa, en el campo
en el trabajo y con cada paso que doy
glorifico tu fidelidad, sumergiéndome en la misericordia
de Tu infinito amor.
Soy tu hija, miembro de tu gran familia de redimidos
Por la sangre de Jesucristo,
El perfecto sacrificio que pagó todas mis deudas,
Sufrió mis dolores, y sanó Mi corazón con su cuerpo herido.
Y me reconcilió contigo.
No tienes excepciones
En tu gran corazón de Padre
de muchos hijos, renacidos en Cristo.

Te adoro Padre Mío,  tu eres mi íntimo amigo
Fortaleza y escondite.
tu eres
EL GRAN YO SOY
y eso es suficiente para mí.
TU siempre serás
El poderoso presente lleno de vida.

Exaltado eres mi Dios Padre,
Viviendo en tu voluntad,
Vivo segura bajo la poderosa protección
de SU MAJESTAD.

Te quiero mucho papi.
En ratos… mi silencio grita el gran agradecimiento
revelado en una lágrima.

Tu hija…  La más pequeñita.

Margarita.

Para siempre Rey Cristo

 

Marzo 15, 2017

Anuncios