SOY HIJO DE DIOS

Hoy pensaba en mi familia, en mis padres, hermanos y mis hijos.   En la importancia que es sentirnos parte de una familia.  Lo importante que es para nosotros saber que somos hijos he hijas.
Para el cristiano tambien es muy importante saber sin duda alguna que somos hijos de Dios, amados por el Padre, y esa es la hermosa realidad de todo creyente.
Una gran realidad para todos los que le recibieron y creyeron en SU nombre.

Juan 1:13-14
Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.

Los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

El creer que somos hijos de Dios es algo muy importante para nosotros, es un derecho otorgado a nosotros por Dios, el poder llamanos sus hijos.

Para recivir esta salvacion, tienes que creer con tu corazón y confesar con tu boca.

Romanos 10:9-10
Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, seras salvo.
Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación
.

Si tu no has hecho esta decisión de aceptar a Jesucristo, al final de este pondre la oracion de Fe para que lo puedas hacer y asi, ser parte de la familia de Dios.

El ser hijos es muy importante somos adoptados en el reino de los cielos, renacidos en el espiritu, por pura voluntad de Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Hemos recivido el Espiritu de adopción, y tenemos comunion y confianza con nuestros Padre celestial.

Romanos 8:15
Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de ADOPCIÓN por el cual clamamos, ABBA, PADRE!.

El Espíritu de Jesucristo vive en nuestros corazónes.

Galatas 4:6
Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama, ¡ABBA, PADRE!

Y somos guiados por el Espiritu no por la carne.

Romanos 8:14
Porque todos los que son guiados en el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

Ya no eres esclavo, ahora eres libre, eres hijo de Dios

Galatas 4:7
Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.

Solo Jesus nos hace limpios y sin mancha.

Filipenses 2:15
Para que seáis irremprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo.

Dios te ama tanto, que aunque a veces te sientes alejado de el, Dios te sigue amando… mantente cerca de El, por medio de su palabra y oracion para que vivas la vida plena y satisfecha del Reino de Dios.

1 Juan 3:1
Mirad cual amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por eso el mundo no nos conoce, porque no le conoció a El.

Dios es nuestro Padre celestial
Es muy importante y muy personal, el poder dirigirnos a el como nuestro Padre que es.
Y si El es nuestro Padre, nosotros tenemog que ser sus hijos.
Tienes ya esta seguridad? El no ser asi, puedes arreglar eso ahora mismo.
El diablo podra llegar y decir, “que derecho te da llamarte hijo de Dios?” Renuncia a esa mentira, porque la verdad es que cuando recibiste y creiste, DIOS te dió el derecho, no es algo que te ganaste, es un regalo de Dios,

Si no estas seguro de tu relacion con Dios, repite esta oracion que sigue, con todo tu corazón.

AMADO PADRE CELESTIAL
Te doy gracias por morir en la cruz tomando mi lugar, y por cargar mi pecado en Ti.
Comprendo que no puedo tener ninguna relacion contigo por medio de mis obras.
Pero te doy gracias porque en Jesucrito soy perdonado en este momento.
Me arrepiento de mis pecados Señor, y hoy te recivo en mi vida.
Entra a mi corazón Jesus, se me salvador, se mi padre y Dios.
Yo creo que Jesus murió por mis pecados, y resucitó al tercer día, y hoy confieso con my boca que JESUS ES SEÑOR.

Yo vengo a ti como Tu Hijo.
Gracias Padre por darme vida eterna.
Yo renuncio todo engaño de satanas de que no tengo derecho a ser TU Hijo, y Te doy gracias de que Tu me diste ese derecho.
Mi confiaza esta en Ti, de que soy salvo por lo que yo halla hecho, mas por lo que Tu hiciste por mi en la cruz.
Y ahora me acepto como hijo de Dios, y acepto ese regalos gratuito de adpoción que tu me has dado.
Felizmente recivo acepto y lo recivo todo por toda la eternidad.
En el nombre de Jesus, te pido.
Amen.

¡SOY HIJO DE DIOS!