Guia para celebrar la santa cena del Señor

CELEBRANDO LA CENA DEL SEÑOR

Esto es solo una guía para celebrar la cena del Señor, en tu hogar con tu familia, a solas o en grupo.
La cena del Señor es un recordatorio y celebración de la muerte de Jesucristo por el perdón de nuestros pecados.
Todos los que aceptan a Jesucristo por personal y único perdonador y salvador de nuestras vidas puede participar en la celebración de la cena del Señor, o la Santa Cena, como otros la llaman.
Usualmente un grupo reunido en la Iglesia juntos celebran la santa cena, pero también puedes tomarla en tu hogar, mientras tu mente este enfocada en la importancia del evento.

Mateo 26:26-29
Y mientras comían, tomó Jesús el pan, lo bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo.  Tomad, comed; esto es mi cuerpo.
Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo:  Bebed de ella todos, porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados.
Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vida, hasta aquel día en que lo beba de nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

COMPARTA
La noche antes de la muerte de Jesús, Jesús compartió con sus discípulos la última cena.

Cuando Jesús partió el pan y se sirvió el vino, o fruto de la vid, le estaba dando a sus discípulos una bella forma de recordarlo.  Celebramos la santa cena porque Jesús lo ordenó, ¨”Haced esto en memoria de me”

El pan es partido en pedazos como señal de que el cuerpo de Jesús fue partido en la cruz.  El fruto de la vida, o jugo de uva, es derramado en señal de la sangre de Jesús derramada en la cruz.
El pan y el vino o jugo de uva, apuntan a la hermosa realidad de la salvación
Al tomar nuestro lugar en la cruz, Jesús sufrió nuestra culpa, y ahora somos libres por EL.
Cuando celebramos la santa cena, nosotros recordamos Su muerte.   Pero también recordamos su resurrección de entre los muertos.  Realmente es nuestro Salvador resucitado, el que nos invita a la mesa.
Él es el que servirá el pan, (Señal de su cuerpo) y el vino, (señal de su sangre.)

INVITE
Invite a su grupo a compartir lo que la Santa cena representa para ellos

REPARTA
Reparta los elementos de la santa cena, el pan y el vino.   Pida que abran el pan y lo tengan en su mano.

LECTURA
1 Corintios 11:23-26
Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado:  Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan;
Y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo:  Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.
Asimismo, tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo:  Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; Hacer esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí.
Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anuncias hasta que el venga.

ORE.
Señor Dios, te damos gracias por este pan que representa el cuerpo de Jesucristo, el pan de vida.
Te damos gracias porque por medio del Espíritu Santo, Jesús vive en nosotros, uniéndonos a la familia de los redimidos, el cuerpo de Jesucristo tu Iglesia.
Ahora recibimos este pan como el cuerpo de Jesús, quebrantado por nosotros, amen.

COMPARTA.
“Jesús dijo, hacer esto en memoria de me”….. Tomemos juntos ahora.   Cada persona come el pan.

TOMANDO EL VINO O EL JUGO DE UVA

 

Pida a todos que sostengan el jugo en la mano

ORE
Amado Dios, te damos gracias por este jugo, y te pedimos que lo bendigas como símbolo de la sangre de Jesús, derramada por remisión de nuestros pecados.  Gracias por el sacrificio de Jesús, Tu único hijo que murió por nosotros lavándonos limpios, no reconcilio contigo Padre, en plena paz.

COMPARTA
Celebraremos la cena del Señor, hasta su Regreso otra vez.   A final de la historia, Jesús regresará entonces celebraremos otra vez la cena.  Pero esta vez estaremos celebrando las bodas del cordero. (el cordero es un nombre que la biblia usa para indicar que Jesús fue el sacrificio perfecto.   Apocalipsis 19:6-9.
Celebramos la cena del Señor con otros creyentes, aunque somos muy diferentes, pertenecemos a un mismo cuerpo, el cuerpo de Cristo. Romanos 12:4-5; 1 Corintios 12:14-21.

BENDICION FINAL
Que la sangre de nuestro amado Jesucristo, purifique nuestras conciencias de cualquier hecho pecaminoso, para que podamos adorar al Dios Vivo.  Por el poder del eterno Espíritu Santo, Cristo se ofreció así mismo a Dios como el sacrificio perfecto por tus pecados.  Hebreos 9:14.
Y que el Dios de paz té santifique en todo, y que todo tu ser, espíritu, cuerpo y alma sean guardados sin mancha hasta ese día cuando el Señor Jesucristo regrese otra vez.   Dios quien te ha llamado es fiel y lo hará.  1 tesalonicenses 5:23-24.  Oramos creyendo en el poder y la presencia de Dios el Padre, Dios el hijo, y Dios el Espíritu Santo.   Amen

 

 

Referencias bíblicas

Mateo 26:26-29, Marcos 14:22-25, Lucas 22:14-20, Hechos 2:42-46, 1 Corintios 10:16-21, y 1 Corintios 11:17-34

Margarita Gutierrez