Muerte – Vida Eterna

LA MUERTE FISICA
VIDA ETERNA
PARA EL CREYENTE.

 PODEMOS ENFRENTARNOS A LA MUERTE SIN TEMOR

Aunque ande en valle de sombras de muerte, no temeré mal alguno porque tu estarás conmigo.
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
Salmo 23:4

 ABITARA EN LA CASA DE DIOS PARA SIEMPRE

Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida.
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.
Salmo 23:6

 EL VIVIR ES CRISTO Y EL MORIR ES GANANCIA

Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.
Filipenses 1:21

 EL PARTIR CON EL SEÑOR ES MUCHO MEJOR PERO NOS QUEDAMOS AQUÍ POR AMOR A LA OBRA DE DIOS

Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no se entonces qué escoger.
Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partír y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor.
Pero quedar en la carne es mas necesario, por causa de vosotros.
Y confiado en esto, sé que quedaré, que aún permaneceré con todos vosotros, para vuestro provecho y gozo de la fe.
Filipenses 1:22-25

 LA MUERTE DE SUS SANTOS ES HERMOSA ANTE DIOS

Estimada es a los ojos de Jehová la muerte de sus santos.
Salmo 116:15

 LOS QUE MUEREN EN EL SEÑOR SON BIENAVENTURADOS

Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurado de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Si, dice el Espíritu, descansará de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.
Apocalipsis 14:13

HAY CONSUELO PARA LOS QUE TENEMOS FAMILIA QUE A MUERTO, QUE AHORA DUERMEN EN JESUS.

Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.
Porque si creemos que Jesús murió y resucito, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.
Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor; que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.
Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán primero.
Luego nosotros los que vivimos los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir el Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
Por tanto, alentaos los unos a otros con estas palabras.
1 Tesalonicenses 4:13-18

 AÑORAMOS SER REVESTIDOS DE AQUELLA HABITACION CELESTIAL.

Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos eterna, en los cielos.
Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial.
Pues así seremos hallados vestidos, y no desnudos.
Porque así mismos los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, par que lo mortal sea absorbido por la vida.
2 Corintios 5:1-4

 LOS QUE HAN MUERTE ESTAN AUSENTES DEL CUERPO PERO PRESENTES AL SEÑOR

Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor.
(Porque por fe andamos, no por vista);
Pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.
2 Corintios 5:6-8

 SEA QUE VIVAMOS O QUE MURAMOS SOMOS DEL SEÑOR

Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Asi que sea que vivamos, o que muramos, somos del Señor.
Romanos 14:8

 IREMOS A LA CASA DE NUESTRO PADRE PARA SIEMPRE ESTAR CON EL

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy , pues, a preparar lugar para vosotros.
Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mi mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
Y sabéis a donde voy, y sabéis el camino.
Juan 14:1-4

 EL QUE CREE EN JESUS, AUNQUE ESTÉ MUERTO VIVIRÁ

Jesús le dijo: Tu hermano resucitará.
Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero.
Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mi, aunque esté muerto, vivirá.
Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?
Juan 11:23-26

 LO CORRUPTIBLE SERA VESTIDO DE INCORRUPCIÓN, Y LO MORTAL DE INMORTALIDAD.

Pero esto digo, hermanos; que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.
He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,
en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.
Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.
Y cuando esto corruptible se halla vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.
¿Donde, está, oh muerte, tu aguijón? ¿Donde, oh sepulcro, tu victoria?
Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley.
Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.
1 Corintios 15:50-57

 SOMOS COHEREDEROS CON CRISTO

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios, y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
Romanos 8:16-17

 NADA NOS PUEDE SEPARAR DEL AMOR DE DIOS

Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,
ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra coas creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro.
Romanos 8:38-39

 CUANDO EL NIÑO INFANTE DE DAVID MURIO, DAVID SE CONSOLÓ CON EL CONOCIMIENTO DE QUE UN DIA EL IRÍA A DONDE ESTABA SU HIJO.

Mas ahora que ha muerto, ¿Para que he de ayudar? ¿Podré yo hacerle volver? Yo voy a él, mas él no volverá a mi.
2 Samuel 12:23

 TODO SERÁ NUEVO

Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tiera pasaron, y el mar y ano existía más.
Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalen, descender del cielo de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.
Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.
Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, y ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.
Apocalipsis 21:1-4

Margarita Gtz

 

4 respuestas a Muerte – Vida Eterna

  1. Dr. Noel Silva dijo:

    Fiel y Verdadero es aquel que nos llamo. Tengo la experiencia vivida y filmada en vivo de ver a mi madre partir a la eternidad, Angeles buscar su alma, coro de Angeles cantando en celebracion y recibimiento, vestiduras blancas, una corona;segun Jesucristo lo prometio. Experiencia que revelare al mundo pronto, cuando Dios me lo autorize. Experiencia que cambio mi vida y cambiara la de muchos! Alerta; Cristo Viene!

  2. Es maravilloso, cuando Dios en su infinita misericordia nos deja ver el dislumbre de bienvenida de cuando uno de sus hijos se marcha. El cielo es real, la vida eterna, ya la tenemos, para nosotros no hay muerte, solo la carne perece, pero el Espíritu vive para siempre.
    En mi caso yo no vi nada cuando mi padre partio con el Señor, pero mi hermana menor que yo tubo el privilegio de ver en vision, cuando los ángeles se lo llevaron, con alegría cantaban (despues de la batalla nos coronara) y mi padre iba feliz.
    Estimada es en los ojos del SEÑOR la muerte de sus misericordiosos…. Salmo 116:15

  3. Bendito seas mi Jesús, porque cuándo esté ánte tu presencia no veré muerte sino que viviré a tu lado para siempre tu moriste primero nosotros moriremos si no vienes ántes, pero sabemos que los que morimos en tí no veremos verguenza sino que seremos de estima en nuestra sepultura porque nuestro cuerpo ser´glorificado y seremos nuevas criaturas, ojalá llegue ese gozoso donde estaremos a tu lado Bendito Señor a tí la Gloria la honra la alabanza por siempre, así cómo David danzaba y cantaba en tu presencia, así también nosotros, viviremos contigo, Porque de estima es a los ojos de Jehová la muerte de sus Santos Salmo 116:15 Dios los Bendiga desde Buenos Aires Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s